jueves, 30 de mayo de 2013

Senderismo. Jimena de la Frontera. (Asomadillas-Río Hozgarganta-Vereda Encubierta)

La primavera es la estación ideal, junto con el otoño, para recorrer el Parque Natural de los Alcornocales. Por ello nos dirigmos a la población gaditana de Jimena de la Frontera. Vamos a realizar una ruta de unos 9,5 km con por este pueblo y sus alrededores, pasando por el Río Hozgarganta, que pasa por Jimena rodeándola en un meandro. Se considera el Hozgarganta uno de los últimos ríos virgenes de Andalucía. Y ello es porque en todo su curso de unos 35 km, no ha ninguna presa, ni desvío artificial. Recorreremos también parte del Sendero de GR-7 que va desde Tarifa a Atenas, buscando el Mirador de las Asomadillas, para terminar a través de la Vereda Encubierta en el casco antiguo de Jimena de la Frontera.

Plaza de la Constitución Jimena de la Frontera
El inicio de la ruta es al lado del Camping de la Cruz Blanca. Nos dirigimos después por una vereda empedrada que forma parte del GR 7, la subida nos lleva a una masa de pinos piñoneros para dirigirnos al Mirador de las Asomadillas.

Buitres Leonados
          
Desde el Mirador se observaban decenas de buitres leonados, sobrevolando nuestras cabezas. Cruzamos la carretera que une Jimena de la Frontera con Ubrique y empezamos a bajar hacia el río
Hozgarganta. Bajando sinuosamente al llegar al río, vemos su unión con el Arroyo de Gamero. Luego cruzamos el río por unos pivotes de hormigón, y seguimos la ruta al lado de la orilla. El agua es limpia y cristalina, la vegetación exhuberante por las lluvias de este año.


n
Río Hozgarganta


Seguimos la ruta, a través de peñascos y sendero excavado en plena roca, hasta llegar a una roca sobreelevada con un mirador encima de una ruta hacia el río y las montañas de alrededor. Seguimos unos dos kilómetros y volvemos a cruzar el río, para seguir ya dirección hacia Jimena de la frontera. La ruta nos ha proporcionado ver magníficos ejemplares del reino animal o vegetal, flores, buitres, ranas.etc.


Finalmente llegamos al inicio de la ruta y nos disponemos a ir al centro del pueblo para comer en un restaurante. Nos dirigimos a la Plaza de la Constitución al Restaurante El Ventorrillero, donde Luis nos deleitará con una magnífico gazpacho y platos de setas, la especialidad de este restaurante. Comida de calidad, precio muy interesante para estos tiempos, 16 Euros de media.

Esta ruta ha sido realizada por el grupo senderista Caminant.es de Alhaurín de la Torre. Más info: www.caminant.es.tl.




martes, 28 de mayo de 2013

El Alentejo que sabe a Mar. I (Zambujeira do Mar)

Iniciamos una serie de artículos sobre el Alentejo marítimo. Un gran desconocido, y una zona aún virgen en la castigada Península Ibérica. En 1995 se estableció el Parque N. del Sudoeste Alentejano y Costa Vicentina. Abarca desde la Praia de Sao Torpes, a las afueras de Sines hasta el Cabo San Vicente ya en el Algarve.

El sudoeste Alentejano, ofrece playas de extensos arenales, playas ocultas entre altos alcantilados, aldeas pesqueras, playas desiértas. Por suerte, los turistas no han aparecido, no hay torretas de bloques, ni menús en inglés o alemán.

Zambujeira do Mar se encuentra en el Sudoeste Alentejano. Es una "freguesia" de unos dos mil habitantes, con una maravillosa playa, y casitas blancas. El pueblo cuenta con la Iglesia de Nossa Senhora do Mar, , asomada en un balcón con vistas a los acantilados, y a la hermosa playa de Zambujeira.

A unos 3 km se encuentra el minúsculo puerto pesquero de Entrada da Barca. No caben mucho más de diez barcas de pescadores entre dos farallones de acantilados en un mar fuerte y bravío. Desde Zambujeira do Mar, se puede ir también a unso 15 km al Cabo Sardáo. Punto más occidental de la costa alentejana. Se bordea el faro por la izquierda y aparece un campo de fútbol con unas vistas impresionantes. Lo malo es que si el balón sale por fuera de la portería cae directamente a los acantilados. El faro fue inagurado en 1915. En frente tenemos inmensos acantilados, con farallones modelados por el viento y el mar. Se sorprenderan viendo las cientos de cigüenas que anidan en los acantilados. Son cigüenas marineras. Una puesta de sol aquí es impresionante.

Al otro lado de Zambujeira do Mar hay una hermosa excursión que nos lleva andando, por los acantilados, a la Playa de Carvahal, una de las más bonitas de esta zona, de arena dorada, en medio de dos acantilados.

Para una estancia con encanto puede consultar en www.iberterravijaes.com

Donde comer

 En Entrada Da barca, Restaurante "O sacas". Buenos platos de pescados y mariscos. Riquísima la "caldeirada de peixe".

A 3 km antes de la entrada Da Barca, Restaurane A barca Tranquina. Magníficos pescados, y platos típicos marineros. Fabuloso el choco con almejas y patatas.-


                                      Puerto pesquero Entrada da Barca


                                          Ermita Zambujeira do Mar


                                          Cabo Sardáo.