martes, 20 de agosto de 2013

Camino de Santiago IV. Arzúa-O Pedrouzo. Camino Francés

Entorno arbolado después de Arzúa
En el Camino cada cual hace las etapas conforme le parece bien, todas las que se describen en múltiples guías son por supuesto indicantivas. Siguiendo nuestro recorrido ahora, estamos ya a tan sólo 40 km de Santiago de Compostela. Hay muchas personas que hacen esta etapa en un día. Otros la dividen en dos haciendo casi catorce km en una etapa para dejar seis desde el Monte do Gozo hasta la Catedral de Santiago para el día siguiente, a fin de sellar su última etapa en la credencial y recibir la Compostela. Para luego ir a la Misa del Peregrino a las 12 de la mañana de ese mismo día en la Catedral. Nosotros como queriendo que el Camino no se termine dividimos el trayecto que falta en dos etapas desde Arzúa. Hoy llegamos hasta O Predouzo.

Como el hostal rural se encontraba a diez km de Arzúa, nos levantamos media hora antes. Llegamos al centro del pueblo y partimos desde la rúa Cima do Lugar, seguimos por  la empedrada rúa do Carmen. Sus soportales y fachadas revestidas de madera despiden nuestro paso por Arzúa. Por un entorno más rural bajamos hasta la fuente os Franceses, cruzamos el río Vello y llegamos de seguido a As Barrosas y su capilla de San Lázaro Km 0,9.


Trabajos en el campo gallego
 Bajamos hasta el río Brandeso, afluente a su vez del Iso (Km 1,8), y subimos hasta Preguntoño, aldea de la parroquia de Burres con su ermita de San Paio del siglo XVIII (Km 2,2). A la salida evitamos cruzar la N-547 gracias a un túnel y afrontamos un repecho, entre prados, cultivos de maíz y con vistas a Arzúa, hasta el lugar de A Peroxa, también de la parroquia de Burres (Km 3,3). Los eucaliptos pueblan, cada vez más, el paisaje gallego y los prados particulares, necesarios para la supervivencia del ganado y del mundo rural, se suceden uno tras otro con sus coladas familiares secándose al sol. Con los trabajadores del campo en sus tareas y con las casas gallegas. Pero también nos encontramos con lo que denominamos "olores" del Camino. Olores rurales de ganado cada dos por tres.

Mojón de la Salceda
 Viajamos por pistas revestidas de hojarasca y propensas a ensuciarse a poco que llueva. Bajamos hasta el riachuelo Ladrón (Km 3,9) para alcanzar posteriormente Taberna Vella  Km 5,2). Seiscientos metros después entramos en Calzada, de la parroquia de Burres y último núcleo habitado del Concello de Arzúa (Km 5,8). Dejamos la población cruzando una carretera de enlace y continuamos para entrar en el Concello de O Pino el último antes de Santiago. El calor se hace ya notar.  La primera población es Calle, aldea de San Breixo de Ferreiros, donde pasamos bajo un hórreo (Km 7,8). En Calle antiguamente contó con el hospital de Sao Mamede. Conserva varias hórreos, y uno de ellos lo vemos en el Camino. Abandonamos el núcleo tras cruzar el arroyo Langüello y seguimos por una red de pistas y caminos hasta Boavista (Km 9,3) y Salceda (Km 11,1), al pie de la N-547.


Luego una senda nos hace llegar hasta Oxén, lugar de la parroquia de San Miguel de Cerceda (Km 12,5). El camino, a la izquierda de la Nacional, conduce ahora a la inmediata Ras (Km 13,1), de la misma parroquia, donde salvamos la N-547 por debajo. En este punto también pueden enlazar los peregrinos que vengan del Camino del Norte y hayan tomado la variante de O Pino. Al otro lado se encuentra ya A Brea ( Km 13,6) y la cercana A Rabiña  ( Km 14).

Santa Irene
En paralelo a la Nacional y tras cruzarla otra vez superamos con facilidad la subida a O Empalme, de la parroquia de San Lourenzo de Pastor (Km 15,3). En medio del trayecto hay un merendero con fuente y un molino de viento que recuerda al de las granjas americanas. En el alto cruzamos la carretera para entrar en la población y tomamos, a la izquierda, una pista que desciende bajo los eucaliptos. Más abajo, por un túnel bajo la N-547, tenemos la opción de pasar para visitar la ermita de Santa Irene y su fuente barroca. Esta ermita esta aquí para venerar la memoria de la mártir de Tesalónica, y el agua de la fuente agua esta recomendada para la piel y la curación de las ampollas. Vamos que esta realizada ni "hecho" para el  Camino por las cantidad de ampollas que salen.

A Rúa de la parroquia de Arca estamos ya en el Km 17,9. Por pista asfaltada llegamos al borde de la N-547 y subimos junto a ella hasta O Predouzo (Km 19,1). Terminamos por hoy, pero en la próxima jornada hablaremos de varios aspectos del camino, como es las personas que te encuentran y el avituallamiento.