sábado, 28 de septiembre de 2013

Camino de Santiago VIII. Zubiri-Pamplona (Iruña). Camino Francés



De nuevo en camino. Ayer llegabamos hasta Zubiri. Como no hay muchos hotelitos en este pueblo, cruce de caminos y crecido al lado de la Carretera Nacional pernoctamos en Pamplona. Salimos temprano para empezar la ruta. Pero hoy se nos hace un poco tarde, pues la autovía está cortada y tenemos que dar un rodeo por el interior. Nos encontramos con caballos salvajes por estas carreteras. Iniciamos ya la ruta retomando el Camino sobre el puente medieval del río Arga. Tomamos una senda y llegamos a uno de los puntos más "negros", más feos y peores del Camino de Santiago: una fábrica de magnesitas, con sus depósitos de escoria. Rodeamos este desolador paisaje durante casi dos km.A los 2,67 km llegamos a Ilarratz, caserío de 20 habitantes. por un túnel ascendemos a Ezkirotz, donde observamos varios caseríos y un palacio restaurado. 

Como hemos empezado tarde no encontrábamos los peregrinos de ayer, pero ya los vamos encontramos. Vemos de nuevo a la francesa Marie, a la pareja de latinos y a una pareja de alemanas, dos chicas, que las cruzamos una y otra llamada "Pegy Sue" siempre se están riendo. Por otra senda 

arbolada, enlazando con otra pista desembocamos en Larrasoaña km. 5,29 de la ruta de hoy. El camino en esta zona es bello de verdad, pues es hasta ahora casi todo sendas arboladas al lado del río Arga. Larrasoaña tiene numerosas casas floridas la más antigua de 1500.Seguimos por sendas al lado del río. Cruzamos un bosque de robles y boj. Llegamos a Akerreta 5,92 km de la etapa.

Pasamos junto al hotel rural y después de un portillo y un tramo de gravilla llegamos hasta una carretera local, que cruzamos. El siguiente tramo no defrauda en absoluto. Resguardados entre 

árboles y matorral vamos en busca otra vez  del río Arga y solventamos un rápido descenso hasta la misma orilla, llegando casi a rozar el agua. Pegados al cauce llegamos hasta el puente de Zuriain 9,2 km de la etapa de hoy. Nos dirigimos hasta Irotz. Aquí nos encontramos con otra pareja que no volveremos a ver hasta Estella, y con la que allí hablaremos.


Dejando a un lado su iglesia de San Pedro seguimos por pista hasta el puente de Iturgaiz, de origen románico y rehabilitado el siglo pasado. Justo a la salida surge a mano izquierda la pista del paseo fluvial del Arga. Este punto es muy dado a confusiones dado que hay dos señalizaciones diferentes. 

La del paseo marca 14 kilómetros hasta Cizur y justo arriba, a la entrada de una senda estrecha, marca Arre y Villava/Pamplona. La señalizada como Arre es una senda estrecha que avanza entre el paseo fluvial y la carretera y que entra en Zabaldika, donde se puede continuar de frente o cruzar a 

nivel la N-135 para subir hasta la iglesia de San Esteban, donde se encuentra el albergue parroquial inaugurado en 2013. La opción del paseo fluvial y la que sale de frente desde Zabaldika llevan hasta un merendero situado al otro lado de la N-135 (Km 12,9).


Mesas, barbacoas e incluso servicios animan al descanso. En este punto el itinerario se bifurca. Si giramos a la izquierda y cruzamos el río podemos retomar el paseo fluvial hasta Pamplona y pasando antes por Huarte.. Esta opción es algo más larga, con menos desnivel y discurre siempre pegada al río. No pasa por Arre, deja a un lado Villava y Burlada y enlaza con la histórica en la carretera de Burlada, a escasa distancia del puente de la Magdalena.

 La otra opción, la histórica y la que nosotros hacemos, aunque ahora ya empieza a escasear los árboles y hace mucha calor, prosigue de frente y nos lleva a subir una senda que lleva hasta el antiguo señorío de Arleta, hoy un conjunto de casas arruinadas. Nos despedimos del valle de Esteribar y más

adelante evitamos cruzar una circunvalación gracias a otro paso subterráneo. Pasado este puente se inicia una subida y bajada de unos 2 km por un carril al lado de un pinar. Bajamos así hasta el puente del río Ulzama y la ermita de la Trinidad de Arre, que aún luce su ábside románico. Estamos en el km 15,8 de hoy.


Accedemos así a la calle Mayor de Villava, cuna de Miguel Indurain. Los que quieran pernoctar en el albergue de Villava deberán desviarse a la izquierda hacia mitad de la calle.  Allí vamos nosotros para sellar el credencial. Hoy había pocos sitios donde sellarla. Hay muchos caminantes que se quedan aquí y no siguen hasta Pamplona.

 A la salida cruzamos la carretera y continuamos de frente, pasando varias rotondas, hasta enlazar con Burlada, población que también atravesaremos por la calle Mayor (Km 17,2). Al rato, a la altura de un taller mecánico, se gira a la derecha para salvar un paso de peatones junto a Viveros Arvena. Tras

el cruce, atentos a la señalización jacobea del pavimento, seguimos unos metros hacia la derecha y doblamos a la izquierda hacia un paseo. Es el camino de Burlada, que siempre de frente conduce hasta las puertas de Pamplona, la primera ciudad del Camino.


La entrada a Pamplona, es muy cómoda e interesante, no sucede como en otras grandes ciudades. En kilómetro y medio cruzamos el puente de la Magdalena sobre el río Arga. A la salida, a mano izquierda, se encuentra el desvío hacia el albergue Casa Paderborn. El Camino continúa a la 
Pamplona
 
derecha hacia un paso regulado por semáforos. Continuamos por el foso de las murallas, concretamente junto al Baluarte de Nuestra Señora de Guadalupe, para traspasar un puente levadizo y el portal de Francia, del año 1553. Éste conduce a las calles del Carmen, donde en la acera derecha tenemos la Navarrería. Al final de esta última, la señalización nos anima a girar a la izquierda por la calle de Curia, donde se encuentra la Caminoteca, tienda especializada en material y productos para el peregrino. Estamos ya en pleno centro de Pamplona junto a la Calle Estafeta. Es el km 20, 4 de la ruta de hoy. Pamplona es el destino de muchos peregrinos franceses que han iniciado la ruta en distintas etapas más allá de los Pirineos. Ciudad verde y que merece una visita sosegada y tranquila.




jueves, 26 de septiembre de 2013

Tudela en la Ribera del Ebro (Navarra)

Puerta del Juicio final
Tudela la capital de la Ribera del Ebro navarra. Es una ciudad histórica fundada al principios del s. IX, por emisarios del emir de Córdoba. Fue una ciudad en la que durante cuatro siglos convivieron musulmanes, judíos y cristianos. Tuvo la más importante judería del reino. Los judíos impulsaron el viñedo y los musulmanes el regadío. Con la expulsión de los judíos por parte del los Reyes Católicos sobrevino un periodo de decadencia. 

Tudela es el centro comercial, industrial agroalimentario del sur de Navarra. Su caso antiguo tiene una de las joyas arquitectónicas más desconocidas la Catedral de Santa María. Sin embargo los alrededores del caso antiguo esta muy abandonado y sucio. Casas caídas, descuidadas etc. No cuadra con los bien cuidada que esta Pamplona u otras ciudades navarras.
Interior Catedral

Lo primero que se pasa al llegar a Tudela es el puente sobre el río Ebro, de más de 360 metros. Luego empezamos a buscar para ir a la Catedral. Pasamos por la calle Portal. Nos encontramos la calle Magallón donde se encuentra el Palacio de San Adrían actual sede la UNED. Pasamos por la Plaza de los Fueros, que antiguamente fue un coso taurino. Se construyó para ser nexo entre la ciudad antigua y la nueva. 

Llegamos a la Catedral de Santa María. También ha estado de obras muchos años. Lo más bello del templo es su puerta. Representa el Juicio final y tiene un tallado y trabajo que hay pocos en otras catedrales españolas. Es una auténtica desconocida. Mezcla de románico y gótico, presenta una decoración espectacular: escenas del Génesis y del Antiguo Testamento, y la representación del Juicio Final. A la izquierda el Paraíso y los premios para los justos, y a la derecha el infierno y los pecados, entre los que destacan la lujuria, la avaricia, la gula o la blasfemia.Umberto Eco hizo un estudio de esta portada y recientemente Julio Llamazares tiene como portada de su libro Las Rosas de Piedras dedicadas a las catedrales española esta puerta del Juicio de la Catedral de Tudela.

Iglesia de Santiago
Casco Antiguo
Palacio San Adrián

La catedral cuenta entre sus dependencias con un interesante claustro románico de grandes dimensiones que fue levantado a finales del S. XII y en cuya ejecución intervinieron al menos tres escultores. Mientras rodea el hermoso jardín, fíjese en los capiteles de las columnas embellecidos con pasajes del Nuevo Testamento.

El interior de la catedral también guarda grandes obras artísticas. De planta románica, está dividida en tres naves y posee un grandioso crucero gótico que da paso a una cabecera en forma de T. Frente al altar mayor, en el centro de la iglesia, se encuentra la sillería del coro, tallada por el francés Esteban de Obray y compuesta por 86 asientos cuya silla central oculta un curioso grabado. Parece ser que el artista tuvo algún problema con el pago de la obra y esculpió dos cuervos picando los ojos de una cabeza humana, en clara alusión al refrán: "Cría cuervos y te sacarán los ojos".

Antes de abandonar esta joya artística, conviene acercarse al ábside central para contemplar el retablo mayor que lo preside; es de estilo gótico hispano-flamenco (S. XV). A su lado, en una de las bóvedas laterales se encuentra una sobresaliente escultura románica de la Virgen Blanca. También merece la pena visitar la capilla barroca de Santa Ana, que posee una talla gótica de la patrona, la del Espíritu Santo (S. XVIII) o la de San Martín, con una hermosa reja plateresca.

Una buena forma de concluir esta ruta cultural es perderse por las estrechas calles y típicos pasadizos de las juderías y morerías en su día tuvo y disfrutar de sus riquezas arquitectónicas.Como es la Iglesia de Santiago casi al lado del río Ebro O también puede optar por acudir a alguno de los restaurantes de la ciudad y saborear las afamadas verduras de las huertas de la Ribera, como es su menestra o los cogollos de Tudela.
Tudela,



martes, 24 de septiembre de 2013

Senderismo. Arroyo Valdeinfierno-Zahona. Parque Alcornocales

A finales de septiembre es complicado encontrar sitios donde poder realizar una ruta aquí en el Sur de Andalucía. Todavía hace bastante calor aunque el otoño se ha iniciado ya. Por eso, es un sitio muy adecuado el Parque Natural de los Alcornocales, y más precisamente la zona de Los Barrios. En esta zona se encuentra canutos y arroyos que forman un bosque en galería, lo que permite frescor en estos días aún calurosos. Por tanto, la ruta de hoy está enclavada en los Montes de Los Barrios. Concretamente vamos a realizar la ruta Arroyo Valdeinfierno-Zahona. 

Hay suerte el el día se presenta un poco nublado y con viento fresco, por lo que andar apetece bastante. La ruta discurre en parte por el Corredor verde

 Dos Bahías. Este corredor une a través de vías pecuarias la Bahía de Cádiz y la de Algeciras, a través del Parque Natural de los Alcornocales. Para iniciar la ruta hay que dirigirse hasta la Autovía A-381 y

 después salir por la Salida 73 y recorrer la vía de servicio dirección a los Barrios, se cruza una rotonda y a unos 2 km se encuentra el aparcamiento del inicio del sendero de Valdeinfierno. 

La ruta tiene una longitud total de 13,47 km. Un desnivel subiendo acumulado de 296 m y bajando 274 m. Se puede localizar el track en: http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=2487166. Antes de 

iniciar el sendero nos dirigimos a la izquierda para visitar el monumento natural de la Montera del Torero, se corresponde con una formación rocosa que con la erosión ha formado una figura que se asemeja a la montera que se utiliza en el mundo de los toros. Es un elemento tan característico de Los

Barrios que incluso en el centro del pueblo en una rotonda hay una replica. Una vez vista la montera del Torero nos dirigimos al inicio del sendero. Seguimos por la Cañada real, perteneciente al 

Corrredor verde dos Bahías. A dos km se inicio el sendero de Valdeinfierno. Pero preferimos seguir por la Vía pecuaria y a la vuelta pasar al lado del arroyo. Los montes a pesar del duro verano en cuando a la temperatura, están bastante verde. Los alcornocales se divisan en todos los sentidos y al fondo ya aparecen incluso los primeros cambios en las hojas de los árboles preludio del otoño.

Seguimos y nos encontramos con un Arroyo que bajo hacia el de Valdeinfierno. Luego llegamos a la zona donde se inicia una parte del sendero que es accesible para discapacitados. Pero nosotros seguimos a través de la vía pecuaria hacia el cortijo de Zahona. La ruta continua hasta llegar a un 

cortijo privado. Antes se podía pasar pero ahora un mayoral nos impide el paso. El mayoral va a caballo y todo, y nos indica que la vía pecuaria está por debajo junto a los límites del cortijo. andamos otros dos km entre alcornocales y llegamos a un altozano a través de una empinada cuesta desde donde se divisan todos los montes públicos de la zona.

Bajamos deshacemos el camino y ahora nos dirigimos al sendero al lado del arroyo de Valdeinfierno.
La frondosidad empieza a ser manifiesta, una exuberante vegetación formada por alisos, quejigos cargados de musgo y helechos proporciona un frescor que agradeceremos. Llegamos a la zona donde 

se encontraban antiguos hornos de leña. Estos montes de difícil acceso proporcionaban leña para los hornos, que servían tanto para calentarse como para cocinar. El cauce del arroyo lleva agua en todas las épocas del año. Se termina el trozo de acceso a discapacitados que son un km aproximadamente y 

seguimos por el sendero al lado del Arroyo. Nos encontramos alisios cogidos a las orillas con formas espectaculares. Se sigue y se sale ya el Arroyo y de la vegetación en galería para salir a través de una angarilla y llegar a los aparcamientos.

Después de la ruta nos dirigimos al centro de Los Barrios para reponer fuerza en el Restaurante Al-Andalus, que está muy bien de precio y te atienden estupendamente.

Ruta realizada con el grupo senderista www.caminant.es.tl de Alhaurín de la Torre. Málaga


domingo, 22 de septiembre de 2013

Chipre III. Kourion, Apolo Hylates y Petra tou Romiou,

Petra tou Romiou

De nuevo en Chipre, hoy toca ver ciudades antiguas, griegas y romanas y el tramo de costa más bello de Chipre donde se encuentra Petra tou Romiou (La roca de Afrodita). Esta zona que ahora visitamos  se extiende en el Sur de Chipre entre Pafos http://lamardehuellas.blogspot.com.es/2013/07/chipre-i-pafos-y-alrededores.html y Limassol http://lamardehuellas.blogspot.com.es/2013/09/chipre-ii-limassol-lemesos.html. El recorrido lo vamos a realizar de Limassol hacia Pafos.

Lo primero que nos encontramos antes de llegar a las ruinas grecolatinas de la antigua ciudad de Kourion es el castillo de Kolossi. Es el castillo medieval mejor conservado de Chipre. Se encuentra al sur del pueblo de Kolossi. Su origen es de 1210 cuando los caballeros de San Juan de Jerusalén 

castillo de Kolossi
construyeron un castillo como cuartel general. Los musulmanes y los genoveses lo saquearon varias veces. El aspecto del actual castillo data de 1454. Sorprende que es de una sola planta cuadrada de 23 metros de alturas y muros de 3 metros de grosor. En verano hace mucho calor y suenan las chicharras. Al pasar el foso del castillo se encuentra el antiguo comedor que estaba decorado con 
pinturas. Todavía se observa y conserva una escena de la Cruxifición. Se sigue subiendo hasta el adarve desde donde se divisaban los barcos enemigos y todas las plantaciones y alrededores. 
Interior Castillo

Al lado del castillo hay uno de los árboles más gigantescos de Chipre, protegido un algarrobo de más de 300 años de antiguedad y de enorme grosor. Justo al lado se encuentra la pequeña iglesia de San Eustaquio del s. XIII, que era la capilla del castillo.
escena de la Cruxifición.

 Seguimos la carretera B6 y llegamos a las ruinsa grecolatinas de la antigua ciudad de Kourion. Que fue un importante enclave político, religioso y económico en la antiguedad. Albergó el santuario de 
Algarrobo gigantesco
Apolo y más tarde fue sede episcopal cristiana. la fundaron los griegos micénicos en el s. XII a de C. y tuvo bastante importancia con los romanos. Su importancia estrategica era importante, pues divisa
Kourion Teatro romano
Mosaico de Ktissis
toda la costa, controlandola al igual que los ricos campos de alrededor. Las ruinas son una gran extensión de terreno. El monumento más importante y mejor conservado es el Teatro romano del sigo II. Esta situado en un promotorio, lo que permite ser un magnífico teatro cuyo telón de fondo es el azul del mar. También su acustíca es bastante excelente. La otra zona más importante del conjunto arqueológico es la Casa de Eustolios. Construida en el periodo paleocristiano y que tenía 30 habitaciones distribuidas alrededor de un gran patio con mosaicos. Los mejores mosaicos de la casa se encuentran en la zona de Las termas, figurando como el mejor conservado el que representa a Ktissis, una mujer con una medida romana, la personificación de la arquitectura.
El mar telón de fondo

Otras zonas de interés son los restos de la Basílica, edificio de tres naves construido en el s. V y destruido por los musulmanes. Distintas casas como la de los Gladiadores, la Casa de Aquiles. Pero desde luego lo más impresionante es el sitio donde estaba situada esta antigua ciudad, con las vistas al mar y al horizonte.

Santuario de Apolo Hylates.
Seguimos por la B6 unos tres o cuatro km. y encontramos el desvío a las ruinas del Santuario de Apolo Hylates. En la antiguedad este era el sitio más importante de toda la isla. Los restos encontrados señalan la existencia de un santuario del siglo VII a. de C. dedicado al dios-sol Apolo en su faceta de dios de los bosques Hylates. El santuario estaba rodeado por un jardín sagrado. Los peregrinos dejaban sus ofrendas al Dios Apolo, que los sacerdotes llevaban al Tesoro. Cuando este estaba lleno las llevaban a un pozo sagrado cercano. Este pozo ha sido descubierto por los arqueólogos y lo encontrado se encuentra casi todo en el Museo de Chipre en Nicosia. Del templo de Apolo quedan varias columnas en pie. Pues los terremotos, la extensión del cristianismo y las incursiones árabes ocasionaron la destrucción del santuario. Por eso hoy podemos ver sólo unas maravillosas ruinas con un marcado carácter romántico.
Seguimos por la carretera costera y pasamos por una inmensa base militar inglesa, tan grande que tienen colegios, campos de fútbol, supermercados etc. En la zona hay incluso inhibidores del GPS y este ni funciona. Se sale a la autopista dirección a Pafos. Nos vamos otra vez a la carretera costera y pasamos por uno de los tramos más bellos de la costa de Chipre. Farallones y acantilados que caen hacia el mar. Hay también 

Santuario Apolo Hylates
numerosos peñascos de caliza que emergen del mar. En una zona llamada Petra tou Romiou hay un conjunto de tres enormes rocas de caliza blanca conocidas como la Roca de Afrodita. En este lugar según la mitología griega emergió de las aguas la Diosa del amor, la belleza y la fertilidad. Llegó a la orilla sobre una concha tirada por delfines. El culto a Afrodita llegó a Chipre desde Oriente. También pertenecía esta diosa del amor en los romanos con el nombre de Venus. 
Petra tou Romiou

La zona donde emergen las rocas es una amplia playa de guijarros, que hace las delicias de los nadadores y buceadores. El sitio tiene también muchas leyendas en torno a la fertilidad y el amor. Una dice que si se nada la roca más sobresaliente bajo la luna llena gana una año de juventud por cada vuelta. En los árboles de los alrededores las mujeres infértiles atan pañuelos o trozos de telas para pedir ayuda a Afrodita. Otra tradición afirma que la diosa, tras pasar una noche en los brazos de su amante, regresó a este lugar para recuperar la virginidad bañándose en el mar. Pafos queda ya cerca.

Quién este interesado en un viaje con encanto a Chipre, puede consultar en www.iberterraviajes.com, donde les informarán sobre este bello país. 



miércoles, 18 de septiembre de 2013

Tarazona mudéjar. (Aragon)

Torre Mudéjar
Tarazona uno de los mejores ejemplos de arquitectura mudéjar de Aragón, junto a Teruel y Calatayud. Se llega a ella desde el valle del río Queiles, y se observa su impresionante torre mudéjar. Capital de la Comarca del Moncayo, al lado del Campo de Borja y a sólo 15 km de la Navarra Baja. Es cuna de personajes como Raquel Meller o Paco Martínez Soria. Históricamente podemos reseñar que son numerosos los restos de su pasado celtibérico, como el poblado de Triasu  donde se han encontrado monedas y otro valioso material arqueológico.En la época Romana, Turiaso (Tarazona) se convierte en una importante población de la "Provincia Tarraconense", dando prueba de ello el hallazgo de una cabeza del emperador Augusto realizada en sardónice, y que constituye una de las más importantes piezas de este tipo encontradas en España.
Plaza de Toros Vieja

Vista de Tarazona
Tras la caída del imperio romano, Tarazona sufre una decadencia que culmina con la invasión árabe del siglo VIII. Tras la dominación musulmana, es reconquistada por Alfonso I de Aragón en 1119 y se convierte en sede episcopal, cualidad que ha tenido hasta nuestros días. Tarazona se convierte así en una importante zona fronteriza entre Castilla, Navarra y Aragón. Parte del territorio comarcal cambia varias veces de manos debido a las diferentes guerras entre los reyes cristianos de estos reinos. La edad media marca una importante época de florecimiento cultural, dónde conviven sin mayores problemas cristianos, judíos y musulmanes. Destaca sobremanera la presencia de estos últimos, que dejaron su legado mudéjar en importantes edificios civiles y militares, como la catedral de Tarazona. Cabe reseñar que tras la expulsión de los judíos en 1492 y de los moriscos en 1610, la zona sufre un importante crisis

Campanario de la Catedral
demográfica y cultural. Tarazona poseía un destacado mercado al que acudían gentes de toda la Zona del Moncayo y de la ribera Navarra. Las poblaciones de la comarca han vivido mayoritariamente de
Claustro mudéjar

la agricultura y la ganadería a lo largo de su historia. En su calles se nota también su actividad comercial, por ser cabeza de comarca y turística. Siendo la catedral de Ntra. Sra de la Huerta. Ahora mismo viven unos 20.000 habitantes.
Interior restaurado

Detalle interior
Llegando a Tarazona vemos su torre mudéjar en lo alto de la población, pensamos que la catedral estaría al lado en el casco antiguo, pero nos sorprende que intentando aparcar en la parte baja, casi en la afueras que rodeamos la catedral buscando aparcamiento. Es decir esta donde estaban las huertas, de hay su nombre. Pero no nos adelantemos, pues después de divisar la forma urbanística de la ciudad, lo primero que nos encontramos es la Plaza de Toros Vieja. Construida en el s. XVIII, cuando el toreo tenía una forma parecida a la actual. Ya no se podía celebrar en una plaza pública. Por eso un grupo de hacendados construyó en el Prado de la Virgen del Río esta Plaza. Esta compuesta de casas uniformes, de planta octogonal, de manpostería y ladrillo. Consta de planta baja y tres alturas, con ventanas en el perímetro exterior y con galería en el interior para que se vieran los festejos. Era una plaza de viviendas que servía para los festejos taurinos. Las corridas se celebraron en este recinto hasta 1870 cuando se construyó la nueva Plaza de Toros.

Fachada Ayuntamiento
Ahora nos vamos dos calles a la derecha y pasando por el río Queiles, llegamos a la catedral de Ntra. Sra. de la Huerta. Por fin abierta, desde hace menos de un año, tras llevar casi tres decadas cerradas en restauración desde 1979. Las obras todavía siguen y en el interior hay capillas que todavía no están restauradas. Lo primero que hay en el interior al lado del Claustro es una exposición que narra las vicisitudes de la reparación y consolidación de la catedral. En 1979 se caía literalmente. Es de diversos estilos.Su torre tiene varios estilos, el primer cuerpo de sillar, el intermedio de ladrillo mudéjar, y el campanario de finales del s. XVI. La visita interior se realiza viendo el magnífico abovedado de la torre, y la puerta del claustro. El claustro es el paradigma de la última etapa del mudéjar aragonés.
Casa colgadas barrio judío

Subimos una vez cruzado el río hacia la zona central del pueblo, entorno a la Plaza de Palacio, donde se encuentra los dos monumentos más importantes de esta zona, el Palacio Episcopal, un edificio renacentista con un interesante artesonado mudéjar. Que esta cerrado por reformas. Y enfrente la

Calle
magnífica iglesia tardorománica de la Magdalena, donde destaca su impresionante torre mudéjar que se devisa desde cualquier punto de Tarazona. Antes hemos pasado por la Plaza del Ayuntamiento, edificio erigido a finales del s. XVI. Este edificio tiene un friso historiado que narra la entrada de Carlos V en Bolonia para ser coronado emperador.. En 1972 el arquitecto Fernando Chueca Goitia.
Plaza de Toros Vieja

En esta Plaza se encuentra el monumento también al típico personaje el cipotegato. La tradición parece provenir de cuando se liberaba a un reo durante las fiestas y este se disfrazaba para escapar del pueblo mientras los vecinos le perseguían. La fiesta se celebra todos los 27 de agosto a las 12 horas.

Torre mudéjar
Tarazona conserva también la judería, barrio que se sitúa dentro del recinto amurallado y esta sapilcada de varios edificios renacentista. Por detrás de la calle Conde pasamos y se encuentran las casas colgadas , que se construyeron aprovechando las murallas de este barrio judío. De la muralla sólo se conserva pequeñas partes. El caso histórico como sucede en muchas ciudades está un poco abandonado, aunque se notan los esfuerzos por consolidar todo el patrimonio histórico de Tarazona. Finalmente nos vamos a la zona de los recodos, que debe su nombre a las cinco revueltas o recodos en que se encuentra dividio, esta vía de acceso desde lo bajo del valle del río Queiles a lo alto de la ciudad. Merece la pena el esfuerzo por la gran vista que se tiene desde aquí. Finalmente desde Tarazona se puede visitar el Parque Natural del Moncayo o seguir hasta Tudela que esta a menos de 20 km.