jueves, 24 de octubre de 2013

Pasaia Donibane. (Gipuzkoa)

Ría de Pasajes
Pasaia guarda el aroma del mar. El pueblo encandila a sus visitantes por el colorido de sus casas marineras y su bahía. Pasaia son varios núcleos Pasaia Donibane y Pasaia San Pedro y Antxo y Trintkerpe. Antxo es la zona industrial, y el gran puerto comercial y pesquero de Gipuzkoa, el Puerto de Pasajes. La visita la dedicaremos a Donibane. Llegamos por la A8 a Pasaia San Pedro, enfrente tenemos a Donibane. Para cruzar enfrente, se hace de una forma fácil y segura. En una lancha motora a través de la bahía. El viaje 1 euro persona. 

Nos acercamos ya y desembarcamos de la motora a Pasaia Donibane y se respira el mar, y la época de los galeones, balleneros y las lejanas rutas

Pasaia Donabine
marítímas. En el caserío destacan hermosas casas y palacios. Vamos a Información y turismo, que es la Casa de Victor Hugo. Sí Victor Hugo, el escritor francés que se enamoró de estas casas. Llegó a la

Motora
localidad en 1843 por casualidad, y quedo atrapado. La casa donde vivió tiene una exposición permanente "Victor Hugo viaje a la memoria", que muestra elementos que pertenecieron al escritor.
Desde la motora

Para él Pasaia era un encantador pueblo pesqueros de aires románticos. Actualmente el Ayuntamiento está en Donibane, y viven entre los cuatros distritos unas quince mil personas.
Casas marineras

Estos aires se siguen respirando en la población y en sus paseos. Alrededor de Donibane se hace un paseo que va bordeando la costa y la bahía, teniendo ahora enfrente a Pasaia San Pedro y su iglesia.
Casa de Victor Hugo

templo del siglo XVIII. El color verde de las montañas se refleja en las oscuras aguas del Cantábrico. En la serenidad de la bahía una escuela de remo y traineras, práctica para el gran deporte vasco

Rincón de Donibane
marítimo, la competición de traineras. Pasaia es un lugar idóneo para degustar guisos marineros, y pescados, en alguno de sus variados restaurantes.

El Cantábrico