miércoles, 30 de abril de 2014

Senderismo. La escalera árabe en el Chorro.

Aunque tiene ese nombre no hay ninguna documentación acerca de ese origen. Más bien son unas escaleras
Escalera árabe 
construidas en la Sierra, en el Chorro, por los ingenieros que realizaron los embalses del Guadalhorce y del Guadalteba a principios del s. XX. Es una singular obra de construcción que en forma de escalera permite
flanquear la Sierra de los Castillejos en su parte central, y permite el paso a un cortijo que está al final. Pero antes de llegar a ella tenemos que iniciar la ruta senderista.

Nos dirigimos a la Estación de tren de El Chorro, obra de ingeniería de finales del s. XIX que permitía el

paso del ferrocarril hacia Málaga y la Costa. Para llegar se puede hacer a través de los pantanos de Ardales o a través de Alora. Las dos carreteras son bastantes bonitas por los paisajes por los que se pasa. Otra opción es ir en tren, pues parar tanto los cercanías, como los de media distancia de Renfe.

El sendero se inicia en la misma estación y a unos cuatrocientos metros empezamos por el Sendero Sierra de

Haza que está señalizado. Es un amplio carril que va subiendo y cogiendo altura a través de un pinar de repoblación. A medida que nos elevamos vamos mejorando la perspectiva tanto del pantano, de la presa, como de la central hidroeléctrica que está incrustada dentro y que sólo se ve
de ella la chimenea. Enfrente ya tenemos el magnífico cortado en la roca de la Sierra de los Castillejos y vemos la escalera. Bueno se divisa y se conoce si antes se ha realizado es recorrido, sino no se observa en el cortado de piedra. Llegamos a una curva y se inicia el ascenso a un sendero que conduce a la escalera. En esa zona hay muchos escaladores realizando la escalada a esta pared.

Se inician los escalones y el cortado justo al límite de la pared caliza. Las vistas son impresionantes, los

cortijos, el valle del Guadalhorce, Alora, los pantanos, etc. Son más de 256 escalones de distintas formas y dimensiones tallados en la piedra. Este camino servía para el paso de personas y animales. Se llega al final de la escalera y enfrente nos encontramos la gran pared de Sierra Huma y el Cortijo de Campedrero.

Subimos hasta el carril del cortijo y ya se acabaron las subidas en la ruta de hoy, se recorre un tramo del sendero de Sierra Huma y ya empieza a bajar el carril. Para bajar y no hacer el camino por el carril se puede http://gl.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=2103941. Ruta senderista realizada con el grupo caminant.es.tl.

"trochar" y acortar bajando campo a través entre los pinares. Ruta final de unos 11 km con 575 metros de desnivel.


martes, 29 de abril de 2014

Alpedrinha. Portugal

Mágica villa de la Beira Baixa. Se puede venir aún en tren o por carretera. Esta villa de unos 2.000 habitantes que tiene un caserío histórico y sorpresas arquitectónicas desconocidas por
Fuente y Palacio do Picadeiro
casi todos. Se encuentra en la falda de la Sierra da Gardunha. Varios hallazgos arqueológicos (monedas, fragmentos de piedras) son testimonio de la presencia de pobladores romanos en 

Iglesia de la Misericordia

Fachada
esta región, que por aquel entonces se denominaba "Petratinia". Otro eslabón histórico: es famosa por uno de sus naturales, D. Jorge da Costa también conocido por Cardenal de
Calles empredadas
Alpedrinha o por Cardenal de Portugal, que tuvo una importante influencia en el importante Tratado de Tordesillas. 

Aparcamos el coche en la parte baja de la ciudad y lo primero que nos encontramos es la Iglesia de la Misericordia que se encuentra justo al lado de la calle principal. Su entrada esta
Iglesia Matriz
flanqueada por dos grandes columnas. Al lado esta el antiguo Hospital de la Misericordia. Subiendo por las empedradas calles nos encontramos numerosas casas solariegas con
Museo de la Trashumancia
balcones de madera. En el centro esta la Iglesia Matriz que es como una catedral pero en pequeño. La construcción es del siglo XII pero cuatrocientos años después fue reformada a
Fuente Barroca
fondo. 
Sus calles típicas, con trazado medieval, de bonitos balcones, casas de piedra, y rincones floridos, donde impera la paz de espíritu, son otro de los importantes patrimonios de Alpedrinha, con orgullo en sus muchas fuentes como el de Espirito Santo, y el de D
. João V,
Villa
la Fuente de Leão o la Fuente nueva. En lo alto se encuentra la magnífica fuente de D. Joao V, junto al renovado Palacio do Picadeiro reconvertido en museo de la trashumancia y la
Campos
ganadería. Es magnífico pasear por las silenciosas calles de la villa. Para finalizar no podemos irnos sin ver la Estación de trenes, un pasado glorioso que pasa para Portugal en la melancolía de las vías.


jueves, 24 de abril de 2014

Senderismo. Cueto de Arbas. Asturias

Realizamos una corta ruta, no obstante esta señalizada como Sendero

de Pequeño Recorrido SL-AS-20, pero con una fuerte pendiente y con unos
paisajes espectaculares, que en esta época del año aún se encuentra parcialmente cubiertos de nieve.  La ruta discurre por  Reserva
Natural Parcial del Cueto de Arbas. Se trata de un anfiteatro delimitado por altos cordales de montaña y abierto al este al cauce del río Naviego, que desemboca en el  Narcea.

La reserva incluye las cuencas de los tres arroyos que vierten a dicho cauce. La elevada altitud del área, que va de los casi 800 m de la confluencia de los

ríos Molín y Naviego a los más de 2.000 del Cueto de Arbas, hace que dominen en el paisaje los elementos característicos del modelado glaciar. Los


valles son amplios y abiertos y abundan circos y cubetas de excavación glaciar que a menudo albergan lagunas o áreas turbosas. Aparecen además aristas
glaciares que conforman una de las mejores representaciones del modelado glaciar en las montañas del occidente asturiano.
La ruta se inicia en el pueblo de Leitariegos, al que se accede desde la carretera AS-213, que comunica Cangas del Narcea con Villablino, ya en la
vecina provincia de León. Para ello se va desde Cangas del Narcea por la citada carretera en un camino de 30 km. Se pasa por magníficos valles. Desde
el principio se observa las vides al lado de Cangas. Después nos introducimos en el valle del río Naviego, con un extremo verdor. Llegamos a Leitariegos,

que son sólo cuatro casas. A pocos metros en la misma carretera se encuentra el remonte del telesilla de una pequeña estación invernal.

 El itinerario parte de un camino que sale detrás de la Posada de los Arrieros y que en suave ascenso se dirige al telesilla que se avista al fondo. Empezamos
ya con el camino totalmente cubierto de nieve, por lo que la ruta se va a tener que realizar andando por la nieve. A escasos metros desemboca una ancha
pista que no se divisa por estar cubierta de nieve; se gira aquí a la derecha en dirección al repetidor de telefonía que se encuentra próximo a la ruta.
Continúa la ascensión para alcanzar un área recreativa bien equipada, Antes como empieza el deshielo nos encontramos ya con todas las montañas
completamente cubiertas de nieve, vemos unas especies de lagunas que creemos que es la Laguna de Arbas. Pero cuanto llegamos al área recreativa, vemos pasos en la nieve que se dirigen por encima de estas lagunas a una
especie de circo glaciar entre las montañas. Allí encontramos la laguna medio helada. Tiene una profundidad de 7 metros, y cuenta con una vegetación de flora asociada al área subalpina. Hay flora y vegetación exclusiva. Con los primeros destellos de la primera empiezan  a salir.

En la laguna se deja el cartel indicador de la misma a la derecha y comienza la ascensión. Nada más abandonar el camino llegamos a un falso llano, que
enfrente tiene una vaguada que termina cerca del collado; en este punto nos desviamos a la derecha y subimos por la otra vaguada que en fuerte
pendiente nos conduce al collado de la Fanetina. Durante el ascenso se puede contemplar en todo su esplendor la laguna de Arbas y encima de ella otra más
pequeña, así como las dos vertientes del puerto y todos los picos que lindan con Somiedo.
Una vez en el collado, continúa la marcha por la cresta, que separa Asturias de León dejando detrás al pico Rapao. Desde esta cresta la panorámica que
nos ofrece hacia el Sur es sorprendente, pudiéndose contemplar la vasta red de pistas mineras. Al cabo de poco tiempo se llega a la cumbre del Cueto de
Arbas, donde existe una caseta, antenas y un vértice geodésico. Desde este punto, se disfruta de una panorámica excepcional del valle Naviego, el pico
Fraile, la sierra del Cabril y el Cornón y, en días de buena visibilidad, el macizo de las Ubiñas. Desde aquí no queda más que regresar por el mismo camino. Pero ahora para acortar en vez de seguir por el camino entero de
nieve y dar vueltas decidimos acortar bajando en línea recta a través de la nieve. En total son 5 km. ida y vuelta, pero el desnivel acumulado es de más de 600 metros cuadrados.