miércoles, 23 de julio de 2014

Rumanía XI. Monasterio de Cozia en mitad del camino

Hemos abandonado Transilvania y nos dirigimos a Bucarest. La carretera sigue paralela al
río Olt. Por la entrada en un desfiladero nos encontramos en mitad del camino uno de los monasterios más representativos del arte rumano. Es el monasterio de Cozia representante
del arte bizantino del s. XIV. El monasterio de Cozia está situado en la orilla derecha del río Olt a 75 Km. de Sibiu y 22 Km. de Ramnicu Valcea. Fue mandado construir por el

príncipe 
Mircea el Viejo entre 1386 y 1388 quien eligió este paraje de nogales no sólo por su belleza sino también por razones de estrategia militar ya que el monasterio fue
concebido en su origen como un bastión fortificado. Parece ser que en esta decisión del monarca tuvo su influencia el 
monje Nicodem Tismana, confesor del voivoda y consejero de Mircea en temas religiosos.


Se llega al mismo y lo que más impresiona es su iglesia, por su armonía y por su pinturas de
un valor incalculable. El monasterio de Cozia dispone de dos capillas construidas en 1583 y 1710, la primera de ellas dedicada a la Asunsión de la Virgen. En la parte este se encuentra

un museo que contiene ornamentos y objetos de culto, monedas y documentos antiguos. El interior impresiona por el colorido de las pinturas y por la paz que reina dentro. Al otro lado se encuentra el río Olt. En definitiva un bello ejemplo del arte bizantino rumano.