domingo, 28 de diciembre de 2014

Restaurante Mariano en Málaga

Para ir a este restaurante tradiccional de comida malagueña hay que reservar. Pues prácticamente esta
siempre lleno, tanto su barra, como sus mesas del interior. Esta en calle Granados cerca de la Plaza Uncibay. A primera vista el local no dice mucho, pero lo importante aquí es su perfecta comida tradiccional. Muchos clientes vienes atraídos por su especialidad las alcachofas. Es uno de los sitios donde mejor la preparan. Alcachofas fritas, rebozadas, a la montillana con jamón, a la plancha. Magníficas todas ellas.

Pero las especialidades no se acaban en las alcachofas. Podemos encontrar pescados y carnes de todo tipo.
Especial es el apartado del chivo malagueño. Pues también está especializado en este mangar que cuenta con una notable proyección actualmente en la cocina malagueña. Entre los pescados destaca las distintas
formas de elaborar el bacalao; a la malagueña, en salsa de piquillos, etc. Los postres son todos caseros, y lo mejor es la cuenta, precios ajustados. Todo ello deriva en lo dicho siempre esta lleno y para sentarse hay que reservar.

Restaurante Mariano. Calle Granados, 2. Málaga. Teléfono: 952211899





sábado, 27 de diciembre de 2014

Senderismo. Pulo do Lobo. (Cascada del Lobo) Mertola.Portugal

Pulo do Lobo es el mayor salto de agua del sur de la Península Ibérica, se halla en el Guadiana, aguas arriba
de la ciudad portuguesa de Mértola. Sus aguas caen de un altura de más de 20 metros de altura y se pierden en un mar de espuma por una garganta rocosa, tan estrecha que puede saltarla un lobo, de ahí el nombre.
Cae en un mar de espuma que parece estancada abajo entre los peñascales. Y a este hermoso sitio nos lleva la ruta de hoy. Ruta de dificultad moderada, que se convierte en difícil en época de lluvias. No tanto por su


longitud que es de sólo 7 km, sino por lo resbaladizo del terreno, pues varios km de la misma es a orillas del río Guadiana entre roquedales resbaladizos.

Nos tenemos que dirigir a Mértola, estando allí dirección Beja y a 3 km desviarse por la carretera hacia
Corte Gafo. Se avanza unos km hasta la aldea de Amendoeira da Serra. En las afueras e inicia el sendereo PR Entre o Escalda e o Pulo de Lobo. Aparcamos los coches bajo unos magníficos encinares y la ruta


desciende vertiginosamente hacia el Guadiana encajonado entre sierras. Hace poco que ha llovido torrencial mente por lo que el río baja turbio y marrón.

Antes de bajar definitivamente a la orilla del Gudiana, encontramos el molino de la Escalda, o mejor dicho la


antigua casa del molinero. El camino se encrespa, ahora andamos sobre rocas. Una densa vegetación nos acompaña por el sendero; el agua a veces llega hasta el límite. Hay que tener cuidado para no resbalar. A medida que se acerca la cascada aún el camino empeora. Se llega a la misma, y hay que escuchar en silencio la fuerza telúrica de la cascada. El salto es grandioso, es la geología y la fuerza del agua.

Paramos justo al lado que hay unas mesas de piedras acondicionadas. Tomamos algo y emprendemos la Pulo do Lobo PR9.

marcha. Ahora con una considerable subida para alejarnos del río y andar por una senda entre encinares. A mitad del camino hay un bosquecillo de fresnos y finalmente llegamos a un trozo de carretera asfaltada para llegar a donde dejamos los coches. Track de la ruta 



martes, 23 de diciembre de 2014

Restaurante Casa de Botes, en Málaga. Tradición marinera

La Casa de Botes es un restaurante que se encuentra en Málaga, al final del Paseo de la Farola. en el mismo
lugar que durante 60 años estaba instalado la escuela de vela más antigua de Andalucía la Casa de Botes del
Real Club Mediterráneo. Es un sitio ideal para dar un paseo por el Muelle 1 y terminar comiendo o cenando en este lugar.

Aquí hay una cocina tradicional marinera. Encontraremos el tradicional gazpachuelo malagueño, muy bien
conseguido con bastantes trozos de pescado, el caldito de pintarroja, pescado frito, arroces de varios tipos. Pero también alguna innovación como la urta en salsa, presa ibérica. Recomendable es también por ejemplo
el cabracho frito entero, jugoso y crujiente a un tiempo. En los postres destacan tartas imaginativas como la de donuts o el gofre japonés. El servicio es atento, rápido y simpático. Y los precios contenidos y acorde a la situación de control en los gastos.

Restaurante Casa de Botes. Málaga, Paseo de la Farola, 21.
Tel: 687814422

domingo, 21 de diciembre de 2014

Senderismo. Subida al Volcán Pacaya. Guatemala VI

Lo primero es tener suerte. Si porque lo magnífico de la ascensión al volcán son las vistas y la contemplación

de los distintos accidentes geográficos durante la ascensión. El volcán Pacaya está a unos 45 km de Antigua.



Y tiene una altura de 2500 metros. Es un volcán en activo y que frecuentemente entra en erupción.La última fuerte fuerte fue en el año 2010. Recientemente entró también en erupción en enero de este mismo año.

El día esta nublado pero conforme se acerca las nueve de la mañana va clareando. Nos dirigimos a la aldea



de San Francisco de Sales inicio del sendero. En este lugar se encuentra el Centro de Información del Parque Nacional del Volcán de Pacaya. Para visitarlo es obligatorio pagar una entrada de 5 euros y ser acompañado por un guía local que cuesta el equivalente a unos 10 euros. Se controla por temas de seguridad las personas que suben y las que


bajan de los senderos volcánicos. Y también porque decían que era peligroso arriesgarse a realizar la ruta sólo sin guía local. En el inicio te ofrecen palos de maderas por si te has olvidado los tuyos. Para quién no pueda andar mucho, se ofrecen caballos para realizar el sendero a lomo de los mismos.

Subir hasta el cráter llevará una dos horas. Se empieza por un sendero totalmente vegetal lleno de árboles y



vegetación en la tierra volcánica. A unos 800 metros nos encontramos con el Mirador de la Laguna de la Caldera. El Parque Nacional incluye el volcán y esta laguna. Continuando con el sendero empezamos a tener



magníficas vistas pues se despeja el cielo. Enfrente tenemos, casi tocándolos con las manos los volcanes de Agua, Fuego y Santiaguito. El volcán de fuego está en erupción y suelta humos por su chimenea..

Hasta llega a la base del Cono Mackenney toda las laderas están repletas de vegetación y árboles. Por

cierto este el cono más alto se llama de esta forma en honor de Alfredo Mackenney, que subió al Pacaya más de 1500 veces y gran estudioso de este volcán. La vegetación que nos encontramos en suelo volcánico totalmente permeable. Entre las especies arbóreas que vamos viendo tenemos al Cedro de Pacaya y el árbol del hormigo, que utilizan para realizar el instrumento musical nacional de Guatemala la marimba.

Seguimos ascendiendo y llegamos a los pies del cono Mackenney. Ya no hay vegetación es todo lava. Andar ahora es más peligroso y hay que hacerlo con cuidado. El fuego se ve



por distintos puntos, así como la salida de humo.Seguimos para llegar hasta el punto más alto al que se puede llegar en el cono. El paisaje es espectacular. Están las señales de los distintos ríos de lava que

descienden cada vez que hay erupción. En esta zona nos paramos y es donde en algunos documentales se ven senderistas haciendo un huevo frito en la lava. Probamos y prendemos un pequeño fuego con sólo
acercar un poco de paja a la humeante salida. El guía nos comenta que los lugareños prefieren y quieren que haya grandes erupciones de lava y fuego. Le indico que eso será peligroso y que se destruirán casi todas las

casas. Me comentan que les da igual porque las casas son todas muy humildes y no valen nada y prefieren tener turistas y visitantes que aumentan bastante con las erupciones, aunque tengan que reconstituir las aldeas de nuevo.

En lo alto se ve casi el Océano Pacífico y la ciudad de Guatemala. Empezamos a descender por otro

sendero. Nos encontramos a otros senderistas que eran "gringos", y se hacía acompañar por Polícias armados unos delante y otros detrás. Nuestro guía manifestaba su descontento porque se exageraba con las
condiciones de seguridad. El sendero, el camino y la subida son totalmente seguros. Empezamos ya otra vez la zona vegetal y a medio camino nos encontramos un puestecillo curioso. Un vendedor de bebidas que nos
hablaba de una maquina mondadora de naranjas, que dice había inventado. Pues vendía bebidas y naranjas peladas. La bajada es bastante más rápida. En el camino se fotografían innumerables flores, sobre todo orquídeas.

En definitiva una ruta senderista excepcional por sus valores ecológicos, paisajísticos y telúricos.