martes, 31 de marzo de 2015

Restaurante Castizo, casa de comidas en Málaga

Este nuevo restaurante, pues sólo lleva dos años en funcionamiento se encuentra frente a la Caja
Blanca en la zona de expansión de Málaga, por el barrio de Teatinos. Es un concepto joven, con decoración y carta de casas de comidas, pero innovada. El Cocinero es Jacobo que ya deslumbraba en el restaurante Alumbre en el centro de Málaga.

La comida es tradicional con innovación, excelente la mayoría de los platos. Tiene un apartado de cuchara, donde está lo mejor del recetario tradicional malagueño, callos marineros, cocido
madrileño, callos con garbanzos, gazpachuelo, etc. Cualquier plato está muy logrado. La ensaladilla rusa, las sardinas marinadas, paté de salchichón de málaga, pisto con bacalao,huevos con patatas y trufa, rabo de toro, albóndigas, alcachofas, paloma torcaz. De postres tarta de queso, arroz con leche, etc. Buena relación precio calidad. Una comida interesante y de buena
calidad. Hay un pero, y es que el servicio de camareros es escaso en un día de festivo o domingo. En eso es necesario que mejore.

Restaurante Castizo, Avda. Editor Angel Caffarena, 11,29010. Málaga. Teléfono: 609561401

jueves, 26 de marzo de 2015

Gastronomía de Croacia.

Quien piense en la gastronomía croata sin tener real conocimiento de la misma, puede imaginar filetes grasientos acompañados de patatas, estará equivocado. Si bien cuenta con innumerables mediterráneo-italiano de la costa, con la mezcla de sabores húngaros, austríacos o turcos del interior y de la zona de Zagreg. Cada zona ofrece sus especialidades, aunque en todas parte la gastronomía está realizada con productos frescos de temporada.
platos para satisfacer a los carnívoros y a los paladares balcánicos, no menos cierto, es que la comida croata es una sabrosa mezcla de sabores que reflejan la variedad de culturas que han influido en este país durante el paso de los siglos. Hay una clara separación entre las viandas de estilo

Durante años poca cultura gastronomía había en Croacia, pero esta crece inspirada sobre todo en slow food, que hace hincapié en los ingredientes frescos, locales y de temporada. Esta diversidad nos obliga a diferenciar la gastronomía del país por zonas.
el  movimiento

1º Zagreb y noroeste de Croacia

En esta zona son típicos los abundantes platos de carne. Jugosa carne asada, cordero, cerdo o pato, a menudo acompañada de fideos al horno o patatas asadas. La carne hecha despacio bajo peka (tapa de asar abovedada) es deliciosa. El pavo es una institución en Zagreb y Zagorje, junto con el filete de ternera relleno de jamón y queso, empanado y frito. También destaca el requesón y nata fresca. Como postre más común en esta zona los palacinke, con diversos rellenos e ingredientes.
una

2º Eslavonia

En esta zona las influencias son húngaras.Se utilizan generosas cantidades de páprika y ajo. Muchos platos típicos son estofados de carnes, variantes del gulash húngaro. El cercano río
Draba proporciona pescado fresco, como carpa, lucio y perca, que se cuecen estofados con páprika y se sirve con fideos. Otra especialidad es la carpa ensartada en una rama, asada en el fuego. También son célebres las salchichas de la región, sobre todo la kulen sazonada curada con páprika durante nueve meses y quese suele servir con requesón y a menudo con piminetos y tomates.

3º Kvarner y Dalmacia

Cambiamos de mundo culinario. La cocina de la costa es típicamente mediterránea. Se utiliza sobre
todo aceite de ojiva, ajo, pescados crustáceos e hierbas aromáticas. Por la costa se pueden encontrar, calamares ligeramente empanados y fritos, es el calamar del adriático que suele ser más caro que el de otros lugares más alejados. Es típica también la pasta, sobre todo con marisco o los
distintos tipos de risottos. Como entrante se toma el fuerte queso de Pag. Un plato de pescado típico es el brodet dalmata, pescado variado estofado y servido con polenta. De carne tenemos a la pasticada estofado de buey con vino y especias servidos con ñoquis. Y el Cordero de la isla de Pag es considerado como una delicia pues sólo se alimenta de hierbas.


4º Istria   

En Istria, es donde más se ha desarrollado la gastronomía croata recientemente. Tienen el famoso
aceite de Istria bastante bueno, pero a precios caros. Entre sus platos, destaca una sopa de verduras y alubias, la pasta hecha a mano, servida con trufa. Istria es otoño es un paraíso para los
buscadores de trufas. El pasado año un buscador encontró la trufa más grande encontrada que pesaba varios kilos. Además se utilizan verduras como espárragos y carne natural como la de caza.


5º Bebidas

La bebida más famosa de Croacia es su rakija licor que puede tener distintos sabores, de ciruela, hierbas,  etc. Otra bebida popular es el maraschino, licor elaborado en Zadar. O el proseco licor dulce para postre. Entre las cervezas tenemos la Ozujsko de Zagreb y la Karlovacko de Karlovac. 

En el apartado de vinos hay una amplia variedad, y con vinos de calidad. Hay cuatro regiones vinícolas: Eslavonia y las tierras altas croatas, Istria, Kvarer y Dalmacia por otro lado. En la primera zona se producen blancos frescos bien definidos. En Istria esta el blanco malvazija, variedad que produce vinos bastantes premiados. En Dalamcia y sus islas existen variedades actóctonas que producen muy buenos vinos.

El kava, café es fuerte y expreso se sirve en tazas diminutas y es bastante popular en toda Croacia. Se puede motar diluido en leche machiato o pedir un capuchino. Aquí pedir un descafeinado se considera un sacrilegio.

    

viernes, 20 de marzo de 2015

Senderismo. Teba, Castillo de la Estrella-Tajo del Molino. Málaga

Hoy estamos en Teba. entramos en el pueblo y aparcamos a la entrada. Lo primero que hacemos
es subir hacia el Castillo de la Estrella. Mientras subimos disfrutamos de buenas vistas tanto de los pantanos como del Cerro de la Camorra. El Castillo es el más grande de la provincia de Málaga,

tiene 25.000 metros cuadrados. Esta bastante deteriorado, pero queda unas diez y seis torres y tres puertas de acceso. En la zona más elevada se encuentra la Torre del Homenaje y el patio de armas

Desde aquí se tiene también una vista de todas las Sierras Malagueñas. En el interior de la Torre del Homenaje se encuentra la exposición de "Una cruzada en el Guadlateba", es el Centro de Interpretación del Castillo.

Después de visitar el Castillo se desciende por carretera para continuar con la ruta. A un km más o menos se encuentra la continuación de la ruta que está señalada. Pasamos al lado de los farallones


de la cara Sur del Cerro de la Camorra.  Seguimos y enfrente nos encontramos un monte puntiagudo que se rodea es el Monte de la Majadilla. Lo rodeamos a la izquierda por su cara norte. En este tramo nos encontramos con un paisano que hace también el camino. Nos comenta que no



ha llovido mucho, y que vienen mucha gente a estos montes a recoger espárragos, e incluso que lo hacen de forma profesional, sobre todo de la zona de Jérez. Se cogen muchas. Pero hoy debe ser por la poca lluvia caída no hay muchos.

Ahora encaramos nuestra entrada al desfiladero del Tajo del Molino, impresionante estampa. Esta

garganta es conocida también por los lugareños, por el Tajo de Torró. Al inicio se encuentra los restos de un molino, de ahí el nombre. Se encuentran las piedras, los sumideros, etc. También se


observa la entrada de la Cueva de la Paloma. Este desfiladero lo forma el río de la Venta que desemboca en el Embalse de Guadalteba. Hay que tener cuidado pues ha llovido y la piedras son


resbaladizas. Salimos de la garganta y encaramos la vuelta a Teba a través de un sendero pecuario y entre campos de cereales y olivares. Ahora vemos en lo alto el Castillo de la Estrella. Ya sólo nos queda una pequeña subida de unos 2,5 km para llegar a Teba donde habíamos dejado los coches. 

En total 12 km, con un desnivel acumulado de 385 metros. Ruta realizada con el Grupo Senderista Caminat.es.

martes, 17 de marzo de 2015

Jardín Botánico Viera y Clavijo en las Palmas de Gran Canaria

Estamos en el jardín botánico más extenso de España. A 7 km de Las Palmas de Gran Canaria en el
Barranco de Guiniguada. El jardín tiene dos entradas una inferior y otra superior. La primera por la carretera GC-310 y la segprunda por la GC 110. Entrando por la superior se llega a la Plaza de Viera
y Clavijo, presidida por un busto del historiador y naturalista del mismo nombre del siglo XVIII, fundador del jardín. Se ven desde aquí arriba las vistas de todo el jardín.

Paseamos a continuación por el bosque de laurisilva. Hasta la última glaciación gran parte de

Europa esta cubierta de estos ejemplares, Los únicos ejemplares que ahora quedan se dan aquí en las Canarias y en Madeira, que conforman la llamada Macronesia. Los ejemplares que hay aquí en el Jardín fueron plantados en 1954. Quién no tenga tiempo de visitar un bosque de pinos
canarios, puede respirar su fresco aroma aquí. Continuamos paseando y llegamos al Jardín de las Islas donde la flora se agrupa según su isla de origen.

Llegamos ahora a la zona de cactus y suculentas. Esta zona alberga una impresionante variedad
de cactus, tanto autóctonos como introducidos. También hay unas 2000 especies de suculentas, lo que representa un tercio de todas las plantas de esta especie conocidas en el mundo.

La historia de este jardín se une al botánico sueco Erik Sventerius que lo diseño en el año 1952
con el fin de que la gente pudiera ver las plantas de  todas las Islas Canarias sin necesidad de coger un barco. Posteriormente se convirtió también en un centro de investigación de la flora canaria.

viernes, 13 de marzo de 2015

Livingston el Caribe guatemalteco. Guatemala VII

Ahora el viajero esta en el Caribe guatemalteco. Una Guatemala muy distinta y un Caribe muy distinto. No hay hoteles, ni casi ni playas y todo es selva salvaje y verde. Por no haber no hay ni carretera a Livingston, una pueblo situado en la desembocadura del Río Dulce en el mar Caribe. En la ciudad viven unos 7.000 garifunos, los mayas quekchíes que viven un 1 km aguas arribas, algunos ladinos con orígenes indígenas y europeos (mestizos) y unos pocos extranjeros.

comunicación, el único acceso a esta zona del país es por mar. Y otra curiosidad aquí todos los habitantes son garifunos, descendientes de antiguos esclavos que vivían en el Caribe y por tanto, toda la población es de color. Por lo tanto, un lugar fascinante de por sí. Pero su atractivo aumenta porque para llegar no hay otro medio que el mar, y en barco, barcaza o cayuco.

En garifuno la localidad se conoce como "boca" y por ello no está como decimos conectada por
carretera al resto del país. El viajero decide venir desde Puerto Barrio en el barco autobús a través del mar. Primer problema, el trayecto conviene hacerlo por las mañanas, por las tarde el mar esta bastante picado siempre, con fuerte oleaje.

Puerto Barrios, ciudad portuaria, con mala reputación. Es un sitio muy destartalado, con un aire tenso y Livingston. Empiezan también las olas y la barcaza sube y baja, los innumerables golpes en la espalda
son recurrentes. Esta es la parte mala del viaje, la extraordinaria, es el paisaje, la costa sin arena, la selva y la vegetación llega hasta el mar, todo exuberante. Y enfrente en algunos sitios se ven casas que deben
ser de potentados bastante buenas con la entrada en el agua. Otro espectáculo son las aves marinas que a decenas sobrevuelan sobre la barcaza, pelicanos, garzas, etc.
con un aire algo sórdido.Aquí sólo se pasa para ir al muelle municipal y coger el transporte para
Livingston. El muelle es un pequeño embarcadero, El transporte son barcazas de madera. Aquí no hay hidrofil, barcos etc. Las barcazas son grandes, para unas diez personas y con un motor. Las maletas van
todas apiladas delante. Los asientos son de madera dura, sin cojín ni nada. Todo muy auténtico. Empieza el trayecto que dura casi una hora para

En Livingston no hay playas, pero si un ambiente totalmente caribeño. A la caída del sol aparece lo que se denomina el ritmo garífunas. En el momento se empieza a oir su música característica. Una banda
garífuna consta de tres tambores, unas sonajas, un caparzón de tortuga que se utiliza como un cencerro, y una concha de caracol marino que se sopla como una flauta. Las letras suelen tener una llamada y una respuesta y acostumbran a cantarse en garífuna (la lengua de los garífunos que es una mezcla de francés y de las lenguas originarias de Africa occidental). Los temas tratan de la vida ordinaria; la siembra, la cosecha, cosas que ocurren en la vida cotidania, el recuerdo de los muertos, etc. Unido a la música está el baile, llamado punta y que es bastante frenético, las caderas se mueven descontrolada.

Además de bailar y disfrutar del pueblo caribeño, en Livingston  se puede ir a una pequeña playa en lancha que se llama Playa Blanca o realizar una visita a pie a las cascadas de los Siete Altares, caminando por la playa y entre vegetación salvaje. Livingston es también partida para la visita por el río Dulce. Pero eso será para otro día



domingo, 8 de marzo de 2015

12 horas en... Las Palmas de Gran Canaria

En este apartado de nuestro blog, hablamos de visitas a ciudades o sitios que merecen varios días, pero que resumimos en una visita corta, como de aperitivo. Para ello nos vamos al núcleo antiguo de Las Palmas Vegueta el sitio donde creció la ciudad, alrededor del primer campamento que levantaron los castellanos al llegar a la isla. La visita se inicia en la Plaza de Sana Ana, Plaza rectángular donde nació la ciudad en 1478. En esta Plaza se encuentra la Catedral de Santa Ana, el Ayuntamiento y el Palacio Episcopal.

Se encuentra también un símbolo distinto de Las Palmas, los perros de Santa, ocho estatuas de bronce, constituidos en emblema de la ciudad. Instalados a finales del s. XIX, Todas las generaciones de palmeros
se han fotografiado sobre sus lomos. No ex de extrañar que sorprenda encontrar los mismos perros en la Iglesia de Saint Georges de Londres, la fundición que los realizó se ve que utilizó los mismos moldes.

Enfrente tenemos como hemos dicho la Catedral de Santa Ana, que comenzó a construirse a finales del siglo
XV. No fue terminada hasta mediados del XIX. En este momento y aunque no se crea empieza a diluviar con un fuerza desconocida en estas latitudes. La fachada de la Catedral es neoclásica, pero el interior
pertenece al gótico final combinado con decoración plateresca del primer renacimiento, En el crucero destacan las estatuas del imaginero canario José Luján Pérez.

Al lado se encuentra el Museo Diocesano de Arte Sacro. Separado del templo por el patio de los Naranjos.
Aquí estuvo la sede de la inquisición entre el siglo XVI y XVIII. Una fuente central y varios balcones de estilo canario decoran este patio catedralicio. Consta de seis salas que albergan pintura flamenca, castellana, esculturas y piezas de orfebrería, tapices aztecas y muebles. También se encuentra El Calvario de José Luján

Justo detrás y continuando caminando bajo la lluvia nos dirigimos a la Casa Museo de Colón,  formado por
varios edificios medievales y renacentistas con sus fachadas góticos isabelinas y platerescas. Entre estos edificios está el Palacio del Gobernador por donde supuestamente paso Cristobal Colón en 1492.
Alrededor de sus dos patios, sus treces salas, albergan todo tipo de motivos colombinos.Paneles referidos a
sus cuatro viajes, cartas náuticas, instrumentos de navegación, enseres, vestidos, maquetas, y también la reproducción a escala de la cámara del almirante.

Junto a la Casa de Colón se encuentra la ermita de San Antonio Abad, a la que el navegante genovés. solía

ir para la misa, donde pedían toda suerte de bendiciones para sus viajes marítimos. En la calle de los balcones que arranca en la plazoleta de la Casa de Colón se encuentra el Centro Atántico de Arte Moderno, con pintura y escultura del siglo XX y exposiciones temporales. Aquí cerca se encuentra también el mercado Municipal de Vegueta.

Hay muchos otros barrios, y zonas que visitar, como Las Canteras, Triana, la Plaza de las Ranas, el Castillo
de la Luz, o el marinero barrio de San Cristobal. Pero nosotros por nuestro afán medioambiental nos dirigimos al Jardín Botánico Viera y Clavijo. Jardín Botánico más extenso de España. Situado a 7 km en el
barranco de Guiniguada. Sus escarpados senderos están flanqueados por flora macronesia endémica e importada. Buen lugar para pasear y alejarse del bullicio de la capital.