viernes, 28 de abril de 2017

Senderismo. Montejaque-LLanos de Zurraque-Montejaque

Ruta: Montejaque-Llanos de Zurraque-Montejaque. Sierra de Grazalema
Lineal y circular.
Dificultad: Moderada
Distancia: 15,6 km
Subida acumulada: 425 m.
Enlace track: Montejaque-Llanos de Zurraque-Montejaque

Lo primero que se debe organizar es el aparcamiento para el inicio de esta ruta. Pues callejear con el
coche por Montejaque es harto complicado, y puede derivar a quedarse encajonado en alguna calle. Lo más cómodo es circunvalar el pueblo y seguir la calle que se llama Camino de Libar. En la
bifurcación de esta calle que termina en carril con la calle Dor. Vázquez Gutierrez,hay una zona donde se puede aparcar.

Aquí iniciamos nuestra ruta, por el carril que también lleva a los Llanos de Libar. Este carril lo
seguimos casi durante cuatro kilómetros. Observando las flores silvestres del campo y las distintas formaciones rocosas. El camino al inicio forma parte del GR-7 camino de Gran Recorrido que une
Tarifa con Atenas. Este carril es el de la Fuente de Libar. A nuestra derecha esta el Llano del Almendral y la Sierra de Montalante, a nuestra izquierda el Tajo del Canchuelo. Y mientras vamos
tomando altura vemos al fondo el Hacho de Montejaque. 

Nos encontramos ahora sobre un altozano y divisamos las formaciones rocosas del torcal de
Romanadero. Bajamos ahora por el carril y llegamos a un gran llano, donde se hay campos de cultivos de cereal y habas. Al llegar al final de este valle giramos a la derecha y buscamos un
angarilla. El paisaje empieza a ser de encinas, y a través del monte empezamos a bordear el Cerro Zurraque para girar a la derecha y entrar directamente en los Llanos de Zurraque al lado del Cortijo
de Zurraque, hay numeroso ganado suelto, pero inofensivo. Salimos de los llanos de Zurraque serpeteando entre la vegetación y el karst, para llegar de nuevo y tras pasar otra cerca al carril inicial. Aún nos quedan 4 km hasta donde dejamos los coches. Hemos vistos orquídeas y peonias florecidas durante la ruta.




jueves, 20 de abril de 2017

Angra do Heroismo II. Azores IV

Seguimos nuestros paseos por Angra do Heroismo. Ahora nos acercamos a la Sé Catedral que se encuentra muy restaurada tras el terremoto y el incendio de 1980. En la puerta se recuerda la visita del Papa Juan Pablo II con una estatua. La fachada de dos torres da paso a su interior donde se encuentra seis columnas dóricas a cada lado de la nave central. Tanto en la sacristía como en el Museo de Arte Sacro se encuentran las piezas religiosas y de arte que no perecieron en el incendio.

Desde la rua Da Sé desciende un entramado de calles rectilíneas en su dia alineadas para protegerse de los vientos dominantes. Nos encontramos ante viviendas y casa solariegas pintadas de vivos colores y provistas de balconadas de hierro fundido. Todas las calles desembocan en el Porto das Pipas. La rada estaba protegida por el Fuerte de Sao Sebastiao y la enorme fortificación filipina del Monte do Brasil. A pie del mar,el antiguo Mercado do Peixe se ha convertido en el Museo del Mar,

En el puerto frente a la Plaza de la Algandega se alza la bonita Iglesia de la Misericordia con fachada
de dos torres, elevadas de cuatro pisos, y con un bonito altar barroco. En eta zona baixa también se encuentran el Museo dedicado a los volcanes y la actividad sísmica y los palacios de Bettencourt del siglo XVIII que es la Biblioteca y Archivo y el antiguo palacio episcopal.

Subimos de nuevo por la Rua da Sé y nos dirigimos hacia el Alto das Covas agradable espacio
arbolado junto al que hay una fuente de 1846.  Desde este lugar la rua de Boavista se dirige al lugar donde antes estaba la Plaza de Toro. Destruida por el terremoto de los años 80, Ahora en este lugar se
encuentra el flamante Centro Cultural y de Congresos. Al otro lado del Alto das Covas se encuentra un entramado de casas en cuadriculas, en una de ellas se encuentra el Convento de Sao Gonzalo.

El viajero descanda con las vistas, y dejamos para otro día el resto de esta maravillosa ciudad que es Angra do Heroismo.

domingo, 9 de abril de 2017

Guatemala XXI. Ruinas mayas de Iximché


Entre Antigua y Guatemala Capital se encuentran estas ruinas mayas de Iximché. Fueron creadas por el pueblo cachiquel, en forma de fortaleza para defenderse de los quiches. Esta rodeada de barrancos y fue la útlima ciudad maya y la primera española. Fue la primera capital de Guatemala y su nombre significa maiz y árbol. Estas ruinas en su momento constituyeron un importante centro ceremonial. Están formada por seis plazas, de las cuales sólo se han excavado tres.

Iniciamos el recorrido por el Museo que se encuentra a su entrada. En las ruinas se encuentra un centro de ceremonias mayas. Nos encontramos a cientos de personas realizando este tipo de ceremonias. Se realizan según el calendario maya. Nos podemos encontrar varias estructuras de palacios, templos de hasta 10 metros de alto, pequeñas plataformas ceremoniales y dos campos de pelota maya. Estas ruinas ofrecen serenidad, además son muy poco visitadas por turistas. Por ello es un sitio ideal para conocer el pueblo maya y sus ceremonias actuales.

martes, 4 de abril de 2017

Senderismo. Orquideas en Jarapalos. Alhaurín de la Torre

La imagen puede contener: planta, exterior y naturalezaAunque casi nadie  lo conoce tenemos cerca de nuestras casa un hermoso tesoro: las orquideas salvajes de la Sierra de Alhaurín de la Torre. Estabamos convocados por la Plataforma para la Defensa de la Salud y la Sierra de Alhurin de la Torre. Gracias a este movimiento ciudadano que ahora cumple 20 años, se ha conseguido salvar estos parajes naturales y evitar que se constituyeran en canteras de áridos

En el mes de abril florecen numerosas orquideas salvajes. Empezamos la caminata junto al Arco del Campo de Tiro, seguimos el carril que lleva al Llano del Soldado, pero antes de girar la primera curva hay un arroyo, al lado del mismo hay un sendero que nos llevará a un abrevadero. A lo largo del camino encontramos numerosas especies. Hasta once especies distintas se localizaron durante la visita.


 La imagen puede contener: planta, flor, naturaleza y exterior
Después el camino trás cinco km termina en el Arboretum. Unos parajes maravillosos salvados por la lucha vecinal.
No hay texto alternativo automático disponible.
No hay texto alternativo automático disponible.